Inicio Edomex Bye bye, PRI-RIP edomex, Bye Bye

Bye bye, PRI-RIP edomex, Bye Bye

233
0

Si a nivel nacional ya se dio línea de apoyo para el famoso gobernador de Campeche “Alito” (ahora conocido como AMLITO), para arribar como candidato de unidad a la dirigencia nacional del PRI, qué se espera en el proceso interno para la renovación del comité estatal mexiquense?

A dos meses de que se realice el proceso es demasiado evidente que hay una clara y tendenciosa jugada hacia uno de los precandidatos, pues la actual encargada de despacho Alejandra Del Moral ni ha emitido convocatoria, ni se ha hablado del proceso de integración para tal efecto, parece que, como siempre habrá dados cargados.

El PRI está a unos metros de la fosa común, los grupos de poder tratan de sacarlo de terapia intensiva para mandarlo directo al panteón y es que no entendieron que el pasado 1 de julio la ciudadanía mostró su rechazo a las viejas prácticas de la imposición de candidatos y dirigencia, de la política de simulación, del compadrazgo, de todos esos vicios que acabaron, o están acabando con el partido que en la teoría tiene los mejores estatutos y la mejor simiente partidista, pero, reitero, unos cuantos, el grupo de unos cuantos está acabando con lo que queda de él.

En entrevista Cuauhtémoc García Ortega señalaba y culpaba precisamente este tipo de prácticas desleales y se autoproclamó como el único precandidato que estaba en proceso de recolectar el apoyo de la militancia priista, pero también aceptó que se enfrenta, como otras veces a un aparato bien diseñado para no dejar pasar a ningún ente ajeno a los intereses del PRI como partido.

García Ortega con más de 30 años buscando ese escaño, no la tiene fácil, nuevamente se enfrascará en una guerra de declaraciones pues aunque se haya dicho públicamente que habría consulta a la base y que sería una elección abierta, es obvio que Ale del Moral mintió nuevamente, pues el hecho de que aún no haya convocatoria evidencia que será más de lo mismo.

El PRI ya no tiene nada que perder, ya lo perdió prácticamente todo y los famosos 6 y medio millones de militantes se quedan en la mesa de la duda.

Por citar un ejemplo, en Ecatepec, otrora bastión priista, con una votación dura de 130 mil unidades, ya no puede seguir leyéndose de esa manera pues su voto duro dio el voto de castigo y los que no votaron por AMLO, no lo hicieron por nadie, así que se puede traducir como un grupo mayoritariamente de simpatizantes, pues de su afiliación real, nada se sabe.

En 1997, con el fenómeno Cuauhtémoc Cárdenas, el tricolor sufrió su primer revés de importancia al perder grandes escaños legislativos, en el año 2000, perdió el gobierno federal, 2006 lo mismo, pero el PRI no entendió y si era una estrategia, como se decía, les ha salido muy bien, tras recuperarlo en 2012, el gobierno se encargó de realizar una estrategia de auto destrucción que les funcionó a la perfección, de ahí los resultados en 2018.

Lo único que le queda al priismo nacional y estatal es refugiarse en Morena y con Alito totalmente amlizado creo que van entendiendo, en el Estado de México no hay liderazgo, el actual gobernador Alfredo del Mazo lucha por no ahogarse, lucha por negociar con la oposición el que no le impidan seguir con su programa tarjetero y sus eventos de consumo interno, con el enemigo en casa, Del Mazo Maza está etiquetado para pasar a la historia como el primero gobernador que entregue el gobierno a un partido diferente, un suceso que no se vio en 80 años, pero es lo que hay y los pocos priistas que quedan, si no se les permite defender su ideología estarán buscando acomodo en otra expresión política.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí