Inicio Coacalco SAPASAC entre la corrupción y la traición

SAPASAC entre la corrupción y la traición

664
0

Cuando el senador Higinio Martínez Miranda propuso desaparecer los sistemas descentralizados de agua potable para evitar corrupción y gastos onerosos al erario, se le criticó e incluso tildó de no conocer a fondo la operatividad, pero al ver cómo funciona el organismo de  agua de Coacalco (SAPASAC) se entiende porqué se debe regular ya la operatividad y realizar arqueos a sus recursos que, finalmente, son impuestos del pueblo.

Para que usted, amable lector se de una idea, en esa cueva de corrupción se manejan millones de pesos de los impuestos de la gente de Coacalco que se van a las bolsas de inteligentes funcionarios que maquillan cifras y a través de recibos apócrifos se roban (literal) lo que podría utilizarse en mejora el servicio de agua potable y saneamiento.

Mientras hay muchas familias que sufren por el vital líquido, el flamante director Pablo Sánchez ha sido visto en reuniones con empleadas y empleados en costosos lugares donde al término se pueden dar el lujo de brindar gracias a que los gastos corren a cuenta del erario municipal, así acompañado casi siempre de los funcionario de élite como Irene Gómez, Alejandro Alamilla, José Fernández y Luis García, las reuniones sociales y de trabajo (para no decir borracheras) son constantes y en horas hábiles.

El director de este sistema no ha de temer que se fiscalicen los recursos, pero desde hace tiempo hemos denunciado la existencia de recibos falsos, de cobros indebidos, es decir si alguien paga 3 mil pesos, sus recibos son por una tercera parte o hay folios duplicados.

Un gran negocio el corte y reconexión de tomas domiciliarias y los altos costos par los empresarios y comerciantes que han denunciado los sobornos de que son víctimas y todo ello bien orquestado por ese director que encontró en SPASAC, una inagotable fuente de ingresos.

Además, según amigos nuestros que trabajan en ese lugar, se le ha visto en reuniones muy privadas con gente del todavía candidato a la presidencia David Sánchez Isidoro, sin el afán de pensar mal, podría entenderse el porqué ya despidió de sus cargos a empleado afines al aún alcalde Darwin Eslava y a otros de filiación morenista.

Y como a río revuelto… el gerente de operaciones Salomón Castillo aprovecha las constantes ausencias de su jefe para organizar y manipular la operatividad a su antojo e intereses personales, dicen, se lleva miles de pesos a diario que no ingresan a la tesorería del organismo.

En otras palabras, los fieles a Morena hoy pagan el plato y se van, mientras Salomón Castillo y su séquito sigue extorsionando a las empresas y comercios con un sistema de cobro a su antojo, el cual continúa a pesar de que en días pasados el gobierno municipal anunció un programa de regularización para estos sectores. Según nuestros informantes, el negocio del reparto por pipas, le reditúa también mucho dinero a la gerencia de operación, pero es lógico que hay complacencia y quizás sociedad con el señor director, veremos que acciones toma Darwin Eslava al respecto y la contraloría del gobierno estatal que calla ante estos ilícitos ya documentados, ojalá el Osfem ahora sí haga valer su supuesta autonomía y deje de ser el elefante blanco que ya conocemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí