Inicio Opinión Mucho ayuda el que no estorba en la UAEM

Mucho ayuda el que no estorba en la UAEM

1091
0

La lucha fraticida al interior de la UAEM cada día permite el destape de prácticas añejas que han permeado en detrimento de la imagen de la máxima casa de estudios del Estado de México y es que entre los movimientos del inamovible Jaciel Montoya para desestabilizar y politizar el entorno administrativo y seguir provocando caos, hasta la intentona de revancha política del depuesto Fermín Carreño han logrado convertir a esta institución en un circo con espectáculo mediático y una campaña de desprestigio que a nadie conviene.

Es obvio que la protesta feminista por el acoso y hostigamiento sexual de maestros y compañeros es real, es válida y no existe un argumento que denigre la lucha de las estudiantes para frenar el flagelo al interior, prueba de ello es que la directriz aceptó investigar y sancionar las denuncias presentadas, que por cierto, superan el medio centenar.

Como resultado, en una semana, la institución despidió a seis profesores: tres de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, uno de la Facultad de Lenguas, uno de la Escuela de Artes Escénicas y uno del Plantel “Lic. Adolfo López Mateos” de la Escuela Preparatoria, todo pareciera que se acerca a la justicia exigida por las chicas, pero también esto permitió que se aplique la famosa frase de “a río revuelto, ganancia de pescadores” y el superconocido promotor del machismo Fermín Carreño ha intentado ocupar el movimiento para atraer para sí los reflectores y de paso desquitarse de sus fracasos por motivar cambios al interior.

Los diversos grupos de jóvenes estudiantes se deslindaron del supuesto apoyo de Carreño y su “Red Universitaria de Transformación (RUT) a quienes catalogan como “un monumento a los fraudes, acoso, estafa y demás ilícitos” que no han sido investigados y castigados en forma.

Las estudiantes en un comunicado exigen la no intromisión de Fermín Carreño y su RUT, pues a decir de ellas solo se sirven de una lucha legal para ganar popularidad y utilizarlas como trampolín hacia sus oscuros intereses.

Textual dicen que el movimiento estudiantil, que por cierto se aceleró con el asesinato de una profesora, no acepta presiones partidistas o de cualquier otra índole y la lucha que encabezan seguirá hasta lograr erradicar el machismo, el acoso y la violencia de la sociedad universitaria, pero para ello se niegan a aceptar la “ayuda” de Fermín Carreño y su grupo pues no existe simbiosis entre los intereses políticos de él y los motivos reales de las universitarias.

Es menester recordar que ambos personajes (Fermín Carreño y Jaciel Montoya) se han caracterizado por realizar acciones de desprestigio hacia la UAEM y su directriz y en algún momento se confabularon con el diputado Benigno Martínez García de Morena para tratar de impulsar reformas a la Ley de la UAEM en una franca violación a la autonomía de la institución Escolar, situación que no prosperó por el llamado a la unidad por parte de la rectoría hacia personal académico y estudiantado, pero de que lo intentaron es real.

La problemática es real y prueba de ello es que se presentó la destitución por procedimiento de responsabilidad universitaria, entre 2018 y 2019, de 16 profesores, así como la separación por renuncia/despido de cuatro más, de diversos organismos universitarios en todo el Estado de México, haciendo un total de 20.

Esto apenas es la punta del iceberg, para limpiar la casa tendrán que tocar intereses muy importantes que no les gustarán y seguirá la guerra con un fuego amigo muy interesante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí