Inicio Opinión Desde las Alturas

Desde las Alturas

1012
0
  • Si las mujeres dejan de trabajar un día, en el país se perderían al menos 25 mil 744 millones de pesos, representan el 40% de la fuerza laboral.
  • Convocan al paro nacional el 9 de marzo en protesta ante la creciente ola de feminicidios.
  • Comentario del día: Si los diferentes actores relacionados con el aumento a la tarifa del transporte se pusieran a trabajar en mejorar el sector en lugar de pelear por un incremento que no pueden evitar.

No existe autoridad que pare la creciente ola de feminicidios que se registran en el país y la poca atención se vuelve preocupante.

Los movimientos para exigir que los diferentes niveles de gobierno hagan algo al respecto han ido en aumento y la presión es cada vez mayor, desde las caminatas con ropa blanca hasta las últimas que dejan monumentos históricos pintados.

La capital del Estado de México no ha sido la excepción, sólo tenemos que recordar lo que pasó luego del feminicidio que se registró en instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de México y la manifestación posterior que terminó en rectoría con un edificio pintado y el aula magna dañada.

Pero si en ese momento había opiniones divididas respecto a los límites que debían tener esos movimientos, con los homicidios registrados en los últimos días, sobre todo el de menores de edad, las posturas han cambiado. En este momento asesinan a un promedio de 10 mujeres al día y es que si en el 2006 se registraron 426 feminicidios en todo el país, para el año pasado ya eran mil 006.

Ahora viene otro movimiento en el que se hace un llamado a las mujeres para que el 9 de marzo, 24 horas después del Día Internacional de la Mujer, no salgan de sus casas, no asistan a su trabajo o escuela y que no hagan nada, en protesta por esa ola de violencia de género que se ha registrado.

Pero ¿Qué pasaría si todas las mujeres en el país responden a ese llamado y hacen un paro nacional?

Las pérdidas económicas serían cuantiosas y es que los indicadores así lo demuestran.

El paro nacional significa que se paralizaría el 40 por ciento de la fuerza laboral del país, lo que en promedio significa que habría pérdidas por aproximadamente 25 mil 744 millones de pesos.

Pero si se toma en cuenta el trabajo no remunerado como el que realizan las mujeres que son amas de casa y que por lo tanto no reciben salario alguno, entonces la cifra puede crecer hasta los 37 mil millones de pesos.

La situación es la siguiente: Las mujeres representan un poco más del 50% por ciento de la población. Son el 40% de la fuerza laboral. El 77% de la fuerza laboral en el hogar que no es remunerada y el 54 por ciento de la carga total de trabajo.

El llamado al paro consiste además de lo que ya comentamos, que las mujeres y las niñas no salgan a la calle o dejen de hacer algún trabajo productivo, también se extiende al consumo, que no compren o paguen servicio alguno.

Entonces si dejan de trabajar las mujeres que tienen una ocupación y forman parte de la Población Económicamente Activa, la cifra que se perdería llegaría a los 27 mil 744 mdp.

Pero si tomamos en cuenta el valor del trabajo de todas las que tienen ocupaciones en oficinas, en la economía informal o en su casa sin recibir un salario, entonces la cifra llega a los 37 mil mdp. La diferencia de 11 mil 585 mdp es de las que laboran en casa sin recibir paga alguna.

Ahora que si se toma en cuenta el trabajo de las mujeres por sector de la economía, la mayoría trabaja en el terciario que tienen que ver con el comercio, turismo y servicios.

Simplemente, entre las que laboran en el sector comercio y la industria manufacturera, el 53% de la fuerza laboral en esos espacios es de las mujeres.

La repercusión en el mercado también sería importante.

Lo que gastan para el cuidado de la salud representa el 55%; en prendas, calzado y accesorios, el 50%; en educación, cultura y recreación el 49%; en genéricos relacionados con el cuidado personal el 39%.

Las implicaciones económicas serían importantes en el país, ahora falta conocer el porcentaje que atenderá el llamado y si llama la atención del gobierno federal que hasta el momento se ha mostrado poco receptivo ante esta problemática.

En el Estado de México la proporción es similar, anotaremos la semana que entra, bajo el mismo sentido lo que pasaría,

COMENTARIO DEL DÍA: SI LOS ACTORES QUE SE HAN MANIFESTADO EN CONTRA DEL “TARIFAZO” SE UNEN PARA MEJORAR EL SECTOR Y NO PARA PELEAR ALGO QUE YA NO PUEDEN EVITAR.

Desde que terminaron las vacaciones de fin de año, el tema del aumento de dos pesos a la tarifa de los autobuses no termina, incluso organizaciones no gubernamentales se manifestaron frente y dentro de Palacio de Gobierno para protestar contra los transportistas.

La actitud de los diputados sólo sirvió para que grupos de universitarios se sintieran respaldados y provocaran movimientos que terminaron como ya se ha comentado con las pintas al Congreso local y otros hechos.

Pero parece que nadie se ha tomado un respiro para que todos los sectores relacionados con estos movimientos, en lugar de hacer manifestaciones o declaraciones para atacar a una y otra instancia, que mejor se pongan a trabajar para resolver el problema del transporte que no sólo tiene que ver con el alza del pasaje.

Y es que está claro que entre el secretario de movilidad, Raymundo Martínez y un una parte de los transportistas no existe “buena química”.

El transporte no sólo es la tarifa, es modernizarlo, crear infraestructura que hacerlo eficiente, que los empresarios tengan un mayor control y capacitación con los choferes que maltratan a los pasajeros y le avientan el camión a los automovilistas.

La seguridad que es responsabilidad del gobierno estatal, el retiro de las unidades piratas que son donde se comente la mayoría de los asaltos y se comen la ganancia de los transportistas.

Mucho por hacer y los diputados, usuarios, ONG’s, gobierno del estado y transportistas peleando por al alza.

Una vez más, el alza prácticamente es irreversible…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí