Inicio Opinión
1670
0

CUSAEM único ente que vive en la ilegalidad legal a nivel mundial

En la pasada entrega mencionábamos el problema legal que significa el único cuerpo policíaco de seguridad pública y privada a la vez, que opera fuera de toda normatividad y enriquece a sus dirigentes sin que nadie pueda investigar, auditar o castigar los excesos y violaciones al código penal por ser un ente que trabaja legalmente en la irregularidad, no es incongruencia en la redacción ni falta de sintaxis, lo dicho, es verdaderamente un caso único a nivel mundial, pues cuando es necesario explicar su actuación se identifican como policía pública y cuando se deben dar explicaciones económicas se ostenta como cuerpo policíaco privado, obviamente me estoy refiriendo a a los Cuerpos de Seguridad Auxiliar y Urbana del Estado de México (Cusaem), órgano o institución ó corporación (ya no se sabe cómo llamarle) que fue creada hace años en medio de la ilegalidad y en el sexenio de Enrique Peña Nieto se extendió a varios estados de la República Mexicana y tan solo en la entidad nativa del entonces presidente de la república, logró contratos por un total de 3 mil 389 millones 039 mil 209 pesos, según lo que un medio de comunicación logró recolectar en su solicitud de información de la Plataforma Nacional de Transparencia permite hacer a más de un año del cambio del Gobierno federal.

El CUSAEM, ha logrado que sus servicios se extiendan más allá del sector privado, en ocasiones es utilizado como fuerza pública estatal, sus elementos portan armas violando toda normatividad al estar suscritos e manera general a un convenio sin un registro real de elementos que puedan portar armamento, además de que se especula que las armas que utilizan los elementos habrían sido adquiridas para su uso por parte de la policía estatal, antes ASE.

Los cerca de 40 mil elementos que conforman el CUSAEM, se manejan como parte de un cuerpo privado prestando seguridad a empresas y entes de gobierno, además de hospitales y oficinas gubernamentales, en algún momento el presidente AMLO señaló que se investigaría a este tipo de cuerpos de seguridad “privada-pública” instaurada por políticos priístas, sin dar nombres todos saben que se refería entre otros, al CUSAEM.

Tan solo en la etapa sexenal de Peña Nieto el CUSAEM logró contratos superiores a los 8 mil millones de pesos, contratos que no pudieron ser auditados por la complejidad en el proceso de licitación cerrada y por la protección el entonces gobierno federal.

La principal problemática que se ha detectado al revisar la actuación de Cusaem es la portación de armas: de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), desde 2015 la Comisión Estatal de Seguridad del Estado de México autorizó la entrega de armas a elementos de ese cuerpo a pesar de que éstos no estaban dentro de la nómina del gobierno estatal, como lo exige el artículo 29 de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

En la LX Legislatura el diputado Gabriel Gutiérrez Cureño, en octubre del año pasado, el diputado de fracción morenista Gabriel Gutiérrez, aseguró que la corporación no cuenta con un registro de empresa de seguridad privada y que tampoco es regulada por ninguna ley del Estado.

En ese momento también se destacó que el CUSAEM con casi 40 mil elementos no forma parte de la Secretaría de Seguridad, pero sí utilizan insignias, escudos, de la dependencia, así como armas y el seguro del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM).

El año pasado los diputados locales también anunciaron que citarían a comparecer al titular del CUSAEM, José Manuel Álvarez González, pero hasta la fecha esto todavía no ocurre.

El CUSAEM ha sido objeto de denuncias desde hace varios años, pues se desconoce a dónde ingresan los cobros por el servicio de seguridad, por qué usan las insignias y armas de la Secretaría de Seguridad, sino son reconocidos como un ente público y cómo se manejan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí